TFS – TECHNO FORMING SYSTEM

El aluminio, gracias a sus características, como por ejemplo la ligereza, es a día de hoy la opción preferida para fabricar la mayoría de cuadros de bicicleta. Mediante el proceso mecánico de deformar los tubos podemos lograr formas en 3D con relativa facilidad. El material utilizado es el Racelite 6061. Gracias a la tecnología TFS podemos mejorar el aspecto visual de todas nuestras bicicletas, incluyendo aquellas de gama más baja.