MADRID SEGOVIA EN GRAVEL

Un reto por delante

SIGUE EL RETO COMPLETO

En Merida Bikes este año nos hemos propuesto lanzar retos en aquellas carreras en las que somos patrocinadores. Siempre escogemos pruebas especiales, que ya de por si supongan un reto a todo el que se apunta, pero hemos querido ir un paso más allá y hemos tenido buena acogida.

En este caso hemos planteado finalizar la Madrid Segovia, prueba de MTB consolidada en la sierra de Guadarrama con nuestra bicicleta gravel. Hemos pensado que la polivalencia de nuestra Silex puede ser ideal para una carrera que transcurre mayoritariamente por pistas. Incluso se nos ha ocurrido que puede ser una alternativa muy viable a una MTB al uso. Si quieres saber como ha nacido el reto y como se va desarrollando hasta el final no dejes de seguir leyendo…

Somos Rodrigo Miranda y mi hijo Álvaro, después de terminar los dos juntos la Costa Blanca Bike Race el pasado Febrero, nos pusimos a pensar en lo siguiente…

Casualidades de la vida, cuando todavía estábamos dándole vueltas, Merida contacto con nosotros y nos ofreció la posibilidad de hacer la Madrid Segovia sobre una de sus Silex y contar la experiencia completa.

Viernes 18.30 h.

Sentado en la cocina con mi hijo Álvaro, terminamos de repasar Science, materiales y minerales, con el Silex (SiO2). Se utiliza como herramienta cortante y produce chispas… http://bit.ly/SilexGravelMerida

Silex Logo
Perfil Madrid Segovia 2019

La configuración de la prueba, con dos tramos bien diferenciados, nos permitió pensar en afrontarla con una bicicleta Gravel, en concreto con la Silex, que nos permitirá escalar cómodos y ágiles y descender seguros en una variabilidad de terreno muy grande.

Madrid – Cercedilla primero con un sube y baja constante que va desgastando poco a poco.

El segundo Cercedilla – Segovia, más de alta montaña, con tramos más técnicos empezando con la subida al Alto del León para terminar en un tramo muy rápido llegando casi a Segovia.

www.madridsegoviamtb.com.

En la tienda, Mérida CdC de Madrid nos esperaban dos Silex 600 , talla M, con SRAM Apex 1 y ruedas Fullcrum Racing 700 muy bien equipadas.

Al igual que el propio mineral, la Silex se presenta afilada, cortante de perfil y muy rápida en su apariencia.

Difícilmente podemos contener las ganas de subirnos en ellas para ver si producen chispas con nuestros entrenos.

Con las bicis a punto nos vamos a nuestro primer test, una ruta conocida por el encinar de Boadilla: “Estrenando las Merida Silex #MoreBike” donde cayeron 8 PRs y con una sensación de control y comodidad espectacular.

Posición tremendamente cómoda y su horquilla de carbono absorbe muy bien los desniveles y saltos que nos encontramos por el camino. En el bosque, nos gusta hacer un par de senderos “ratoneros”, donde las bicicletas de gravel Merida  nos permitían curvear bien y arrancar casi en parado en curvas muy pronunciadas.

En definitiva… Con muchas ganas de seguir entrenando con ellas para nuestro reto!!!

Recta final del entrenamiento

Empezamos a entrenar con la Silex en Marbella, aprovechando la semana santa y las vacaciones. Allí contamos con una excelente mezcla de terreno arenoso, carreteras de montaña y un entorno precioso para poder disfrutar de la bici.

Afrontamos 3-4 días de entreno exigente, empezando por la subida a Istán , un clásico de la zona. Un par de subidas, 42KM, 550m de desnivel. Aprovechando la versatilidad de la Silex como si fuera una bicicleta de carretera.

Ágil en la subida y cómoda en la bajada, con la seguridad que nos da sus frenos de disco.

Otro de los recorridos típicos por la zona es la subida a Mairena, con tramos del 10% en carretera. Aquí afrontamos un entreno mixto, con subida a una de las lomas por montaña y la segunda parte por carretera.

El paso de una máquina que alisó el terreno complicó la bajada en montaña por la arena suelta que dejó en el recorrido. Al día siguiente, Mairena por 2 … con lluvia en este caso, que nos permitió probar la Silex en un entorno húmedo y con la peligrosidad de la bajada.

Comportamiento excelente, ningún susto y con las garantías de parar cuando lo necesitas, trazando las curvas con mucha solvencia.

Despedimos la semana santa en Marbella con el ataque triple a Mairena , de nuevo en carretera, con 31km y 1.150m de desnivel positivo, haciendo series y con mucha comodidad para afrontar un entreno típico de watios y bici de carretera. Este entreno fue más de Ironman, mirando watios promedio (206w) y la cadencia.

En definitiva, muy contento con la prueba, cuando nos llevábamos de vacaciones 2 bicis, una de montaña y otra de carretera, gracias a la Silex nos bastó con una sacando lo mejor de cada parte. Me sorprendió mucho el comportamiento en carretera ya que no eché mucho de menos a mi cabra de triatlon!

La carrera

La rutina para una prueba de este tipo la tenemos más o menos controlada. Carga de hidratos, 2-3 días previos, buen descanso y el día de la carrera a tope!.

6 am despertador, caras de dormidos y desayuno para salir con energía. La furgo cargada con todo lo necesario, incluidas las bicis, del día anterior y quedada con nuestra grupeta de entrenamientos, los RuedaBirras, de Villanueva del Pardillo para bajar en bus a la salida.

Buenas risas previas para llegar animados a la salida con todo preparado y con muchas ganas de empezar.

Salimos en el primer grupo (el PRO), dorsales < 600 para poder aprovechar velocidad con las bicicletas de gravel Silex

Todo aquel que nos veía con nuestras Silex, se extrañaba y nos preguntaba si lo íbamos a hacer con ellas…. y les decíamos que sí, claro!

La salida, a las 8.00 en punto con el primer bloque fue ordenada, sin sobresaltos además de las típicas pasadas de inicio para tomar las primeras subidas y bajadas hacia Tres Cantos.

Álvaro y yo nos comunicamos bien en este tipo de pruebas, avisándonos siempre desde atrás sobre cómo íbamos.

Primer contratiempo en el KM 10, pinchazo de mi rueda trasera… pude avisar a Álvaro y le dije que siguiera que intentaría pillarle más adelante. Revisé la cubierta, cambié la cámara (me llevé 3 de repuesto) y a seguir, no más de 4 minutos perdidos… Sigo rodando, Álvaro va delante, según me dijo después, muy fuerte y con un buen grupo… y en una de las bajadas cerca de Colmenar, apretando más de lo debido, reviento la cámara delantera. De nuevo, cambio de cámara rápido y a seguir, intentando remontar como podía para recuperar el tiempo perdido.

En algunos tramos, la Silex 600 volaba, avisando a las grupetas que me encontraba por delante, me dejaban paso para ir recuperando el terreno perdido. En uno de los tramos cerca de El Boalo, junto a la vía del tren, la locomotora parecía mia!!!… y así seguía hasta casi llegar a Cercedilla, tercer reventón y último y ahí pensé en empezar a controlar mucho más… otro pinchazo más y se acabó la carrera…

Conseguí llegar a Cercedilla, primera mitad de la carrera. Álvaro llegó en 2:59 (tras una pequeña caída) y yo en 3:24. Nos dimos un tiempo para comer e hidratarnos bien, pasar por el stand de Merida para revisar las bicis y engrasar, además de cargar un par de cámaras más por si acaso.

Salimos de Cercedilla con buen ánimo para afrontar la segunda parte de la carrera. Pero eran casi las 12 de la mañana y una temperatura de más de 30 grados, llegando a 36 en la subida a Los Leones…

Del segundo tramo del recorrido, la primera subida a ritmo la afrontamos muy bien, sobre todo en pistas y algún tramo de asfalto. Sorprendentemente, cuando el tramo se complicaba más por estrecho o por trialera, no nos penalizó mucho más salvo por el desarrollo.

Decidimos afrontar el reto con la Silex tal y como venía de serie, con un monoplato de 44. Recibimos muchos ánimos de muchos participantes, cuando nos pasabamos unos a otros, alucinando con el reto de hacer esta carrera con la Silex de Gravel.

En muchas de las subidas, tras más de 5 horas de carrera, por la particularidad y lo seco que estaba el terreno, tuvimos que poner el pié a tierra como muchos de los que nos acompañaban.

La famosa bajada de la panera… la hicimos con la bici al hombro y saltando entre las piedras, no creo que perderíamos mucho tiempo, comparado con otros corredores de nuestro grupo, que bajaban prácticamente igual.

Más hacia el final de la carrera, en algunas bajadas que, aunque no fueran muy duras ni complejas, decidimos bajar el ritmo por cansancio y por precaución para no jugarnos el final de la carrera con algún inconveniente definitivo.

Muy importante en toda la carrera fue el capítulo de hidratación y avituallamientos. Fuimos tremendamente consistentes con esto, además de tener el aviso en el reloj, paramos siempre para cargar los dos bidones de agua (uno) y de isotónico (el otro) y con la comida de geles y barritas cada media hora. En los puntos de avituallamiento, había mucha comida, fácil de recoger y de poder llenar de líquido gracias a los voluntarios de cada puesto.

Con el calor que hizo en la segunda parte de la carrera, era clave no llegar demasiado “tostados” a la parte final.

Sobre los compañeros de viaje, afrontamos la carrera saliendo con el grupo delantero. Los pequeños inconvenientes nos llevaron un poco más atrás, pero que nos permitió compartir con nuestros amigos de entrenamiento, algunos senderos y avituallamientos.

La llegada a meta fue espectacular, además de las ganas de llegar a destino, la entrada en un lugar tan histórico, ver el acueducto desde lejos y la aproximación escuchando a todo el público, estuvo genial y muy emocionante después de más de 7 horas de carrera.!!!

Sobre el retro… ya de por sí hacer una prueba como esta, es complicado… 117km, +2.200m de subida con un recorrido técnico y con un calor superlativo te pone a prueba. Realizarlo con una Gravel te da un plus de velocidad en algunas zonas, pero en otras debes tener mucho cuidado para trazar por dónde debes y no cometer ningún error. Hacerlo con una Mérida Silex totalmente de serie nos permitió demostrar que se puede hacer, que además de puede llegar entero y que se puede disfrutar de la misma forma en la carrera.

Destacar particularmente la cabeza y las ganas de mi hijo Alvaro, 17 años recién cumplidos, 2 años haciendo MTB en pruebas del campeonato de Madrid en torno a 60 y 80 km con la Costa Blanca Bike Race este año como principal hito…. él lo supo hacer, supo tener paciencia cuando tocaba y explotar al máximo su juventud para acabar en un puesto inimaginable antes de empezar la carrera.

Particularmente la Silex se comportó muy bien, robusta en zonas complicadas, muy ágil en saltos o pequeñas salvadas y con la flexión de horquilla mínima suficiente como para no ir rebotando en cada tramo.

Qué cambiaría de la configuración… el plato a un 40 para ir algo más sobrado en las subidas y unas cubiertas específicas con tacos para tener agarre, sobre todo en un día tan seco como el de ayer.

Posición general: 577 y 578. Álvaro, posición 10 de M25. Rodrigo, posición 143 de M41. De un total de 1857 terminados. Tiempo Total: 7:42:40. Tiempo en movimiento: 6:54:20. Altimetría +2.194m.

Relive Video de la Ruta completo

Strava

Vive tu aventura

Con la SILEX dominarás todos los terrenos

OUTLET

Encuentra los productos más rebajados

Quiero suscribirme

SÍGUENOS EN LAS RRSS

y mantente informado de todas las novedades de nuestras eBikes

Instagram Merida Bikes
facebook Merida Bikes
YouTube Merida Bikes
LinkedIn Merida Bikes

Send this to a friend

preloader